Jamón Vegano en Fetas

Este tipo de recetas es para imitar comidas que ya no queremos o no podemos comer, pero que extrañamos su textura y sabor. Vas a poder engañar a cualquier comensal. Para acompañar con queso en feta o con lo que prefieras. Además, es fácil y económica. La clave es la fuente de horno que utilices.

Los ingredientes se compran sueltos a granel en tiendas dietéticas o almacenes y son muy económicos, acordate de llevar tu frasco o bolsa para evitar los plásticos de un solo uso.

¡Comencemos!

jamon vegano 1

 

Ingredientes

  • 250 gramos de Arroz Blanco cocido (1 taza)
  • 500 mililitros de Agua (2 tazas)
  • 80 gramos Porotos Blancos (½ taza)
  • 3 cucharadas de Fécula de Maíz
  • 3 cucharadas de Fécula de Mandioca
  • 2 cucharadas de Aceite neutro (Girasol o Maíz)
  • ¼ de Pimiento Rojo
  • 1 cucharadita de Paprika
  • 1 sobre de Sabor en Polvo de panceta o carne (si, la mayoría son VEGANOS, lee bien los ingredientes)
  • Opcional: 1 cucharadita de Humo liquido o en polvo

jamon vegano

 

Preparación

  1. Prendemos el horno para precalentarlo.
  2. En un licuadora o vaso de mixer ponemos todos los ingredientes. El Arroz tiene que estar bien cocido, casi pasado. La combinación de condimentos que elegimos queda muy bien, sobre todo el Humo, le da un toque de sabor muy interesante. La Paprika y el pimiento le aportan el color que queremos lograr.
  3. Te va a quedar una mezcla bastante liquida. Agarra una fuente de horno cuadrada o rectangular. Nosotros usamos una de vidrio, porque la metálica está un poco chanfleada y nos distribuye mal la mezcla. Aceitamos bien la fuente, no te olvides de los bordes. Distribuimos de manera homogénea, zarandéala. Trata que no quede muy fina la capa en los bordes porque puede variar el grado de cocción con el centro de la misma. Mandar al horno a fuego moderado-mínimo por 15 minutos aproximadamente. Anda controlándola a partir de los 10 min, cada horno es distinto.
  4. Cuando esté listo, sacamos del horno y cortamos las porciones en cuadraditos del tamaño que prefieras. Luego, ¡deja que se enfríe bien! y con paciencia anda despegando las fetas con ayuda de una espátula o lo que tengas que se te sea útil.
    ¡A disfrutar!

Recetas Relacionadas

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba