Leche de Alpiste

El alpiste de uso humano es distinto al de uso animal. Debemos estar atentos y cómpralo en lugares adecuados, como tiendas dietéticas o naturistas. Dura 3 días en heladera aproximadamente. 

Contiene Calcio, Magnesio, Fósforo, Zinc, Manganeso, Vitaminas del grupo B, Vitamina E, Omega 6 y Omega 9, Lipasa y en Niacina. 

Entre sus principales beneficios está el ayudarnos a metabolizar las grasas. Colabora para la regulación del colesterol. Sus enzimas nos ayudan en el proceso digestivo, además de proteger el hígado y páncreas. También actúa contra la retención de líquidos, por su efecto diurético

No se aconseja tomar esta leche a diario. Si la estas usando para aprovechar sus beneficios solo durante 10 días. Si tienes afecciones renales o patología crónicas tales como diabetes, consulta con tu médico y nutricionista

Ingredientes

  • 100 gr de Alpiste (½ taza)
  • 1 litro de Agua (4 tazas)
  • 1 pizca de Sal

alpiste

Preparación

  1. Primero debemos lavar bien el Alpiste. Dejarlo en remojo de 6 a 8 horas.
  2. Lavarlo nuevamente. Disponer en una licuadora con la mitad del Agua caliente. De este modo se romperá su cáscara más fácil.
  3. Terminar de colocar el Agua restante y la pizca de Sal (cantidad que entra entre los dedos medio, índice y pulgar). Es importante que no agregues azucares a la preparación ya que perderá sus efectos en el control de grasas.
  4. Colar con bolsa de tela o una media cancán. Te queda la leche por un lado y la pulpa por el otro. Esta pulpa no le encontramos uso en la cocina, así que pueden ir derecho a tu compostera o a la tierra de alguna maceta que tengas.

          ¡A disfrutar!

Recetas Relacionadas

0/5 (0 Reviews)
Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba