Leche de Maní

En esta oportunidad vamos a preparar leche de maní. Es muy rica y fácil de hacer. Se puede tomar sola o saborizada; tanto fría como caliente. También para cocinar en cualquier receta que lo requiera, como la leche vacuna. Por otro lado, la pulpa remanente se puede utilizar como relleno de tartas, canelones, budines, revueltos o lo que quieras. Debajo te dejamos recetas específicas para su uso. Nosotros la usamos preferentemente para hacer quesos veganos.

Se pueden comprar empaquetado en supermercados y también suelto a granel en las tiendas dietéticas, así es más barato y llevando tu propio envase o frasco evitamos los plásticos de un solo uso.

¿Qué maní uso? Podemos usar maní crudo o tostado y tratamos de evitar el maní frito. Si usas maní crudo y es para consumir la leche sola o en preparaciones sin cocción (por ejemplo, mayonesa), vas a tener que tostarlo o cocinar la leche en una cacerola. Para tostarlo, en el horno a fuego bajo, vas moviendo cada 10 minutos. Se quema fácil así que no te descuides. Vas a tardar 30 minutos aproximadamente. La piel se desprende cuando esta listo.

Es una legumbre, hay que hidratarlo 12 horas o más para disminuir los fitatos, y así mejorar la digestibilidad y biodisponibilidad de sus nutrientes. Nosotros la hidratamos previamente aunque ya este tostado.

Te enseñamos como hacer leche de maní.

DATAZO: contiene proteínas fibrosas (insolubles) y globulares (solubles), esto significa que al filtrar la preparación, los mitad de los nutrientes y propiedades quedaran en la pulpa.  Se puede consumir sin filtrar, recordá no descartar la pulpa.

El maní contiene gran cantidad de Resveratrol. Este compuesto lo transforma en un potente antioxidante. Es interesante su efecto beneficioso en las manifestaciones premenstruales y en los episodios de sofocos perimenopáusicos. También es beneficioso para el corazón, nos ayuda a regular el colesterol, protege la elasticidad de las arterias. Es eficaz en niños con falta de atención. Por otra parte, su contenido de Vitamina E, ayuda a hidratar la piel. Es apto celíacos.

¡Comencemos!

maní

 

Ingredientes

  • 100 gramos de Maní crudo o tostado  (1 taza)
  • 500 centímetros cúbicos de Agua (2 tazas)

Preparación




  1. Si usamos Maní crudo, para tomar sola o para una receta que no lleva cocción, podemos tostarla o cocinar la leche una vez terminada. Arriba te indicamos como hacerlo.
  2. Nosotros lo hidratamos unas 12 horas o mas. Este es un paso importante ya que es una legumbre. Siempre se puede poner a remojar más cantidad y guardar listo en el congelador para otro momento. DATO: el agua del remojo la usamos para regar las plantas.
  3. En una licuadora mezclamos el Maní y el Agua.
  4. Si la queremos mas fluida, colamos la mezcla con bolsa de leche o una media cancán. Esta última opción es muy eficaz y económica.
  5. Nos queda la leche por un lado (unos 450 cc aproximadamente) y la pulpa por el otro (150 gramos).
  6. Batir antes de usar.

leche de mani

¡A disfrutar!

Recetas con Leche de Maní

Queso Vegetal tipo Mozzarella

Masa para Pizza Vegana

Dulce de Leche Vegetal

Torta Integral de Manzana

Base de Galletas (cookies)

Torta de Zanahoria

Recetas con la pulpa del Maní

Queso Untable Vegetal

Masa de Pizza Fit

Queso Rallado de Pulpa Vegetal

Recetas Relacionadas

 

0/5 (0 Reviews)
Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba