Leche de Soja

Es la leche que más se ha popularizado y de las primeras que se utilizó como alternativa a la leche de vaca. Es ideal para cocinar. También podemos hacer tofu de manera sencilla. En heladera dura de 3 a 5 días.

La leche te va a servir para tomar sola o saborizada; tanto fría como caliente. También para cocinar en recetas que lo requieran, como la leche vacuna. Por otro lado, la pulpa remanente (okara) tiene una textura similar a la ricota y podés utilizarla como relleno de tartas, canelones, budines, revueltos o lo que quieras. Debajo te dejamos recetas específicas para su uso.

La Soja es una legumbre un poco controvertida para algunos. El 90% es de origen transgénico, así que lo ideal es que consigas alguna con certificado orgánico, sobre todo si vives en países que no tienen controles serios de alimentos. Algunos detractores de la soja la acusan de causar desmontes y desforestación para su cultivo indiscriminado, si esto te preocupa lo que hay que hacer es consumir menos o nada de carne, ya en su mayoría se utiliza para alimentar ganado.

Se puede comprar suelta a granel en las tiendas dietéticas y empaquetada en los almacenes o supermercados. Siempre es conveniente comprar a granel, es más barato y llevando tu propio envase o frasco evitamos los plásticos de un uso.

Como todas las legumbres, a la Soja hay que hidratarla previamente. De este modo se eliminan los anti-nutrientes (fitatos y oxalatos), para poder aprovechar todos los beneficios que contienen. Las dejamos la noche anterior, 12 horas o más.

leche de soja

 

Es rica en Calcio, Hierro, Magnesio, Potasio y Zinc. Tiene todas las propiedades de las legumbres, regula el colesterol y los niveles de azúcar en sangre, protege la salud cardiovascular. Resulta muy útil para dietas veganas ya que contiene un 100% de proteínas completas. Es apto celíacos.

¡Comencemos!

Ingredientes

  • 150 gramos Soja orgánica (1 taza)
  • 1 litro de Agua (4 tazas)

soja

Preparación

  1. Poner en remojo la soja 12 horas o más. Pasado este tiempo la lavamos bien y frotamos con suavidad, así  las pieles que se van a ir desprendiendo y al flotar las podes sacar. Retiramos lo mas que puedas, ya que dan un sabor amargo que no queremos. Si no salen todas no pasa nada…DATO 1: usa el agua del remojo para regar tus plantas. DATO 2: hidrata mas cantidad y guardala en el congelador para tener lista en otro momento que precises.
  2. Colocar en una licuadora junto con el Agua hasta que quede homogéneo.
  3. La leche de soja hay que cocinarla. Poner en una cacerola a fuego medio. Hay que ir revolviendo para que no se pegue abajo y hay que ir retirando una espuma que se forma en la superficie con un colador o un cucharón. Justo antes de que comience a hervir retiramos.
  4. Dejar que se entibie para no quemarte y a colar, con una bolsa de leche o una media cancán. Esta última opción es económica y eficaz. Te queda la leche por un lado (rinde unos 500 ml) y la pulpa por el otro.
  5. Batir antes de usar

       ¡A disfrutar!

Recetas con Leche de Soja

Tofu

Masa para Pizza Vegana

Crema de Avellanas tipo Nutella

Queso Vegetal tipo Mozzarella

Dulce de Leche Vegetal

Torta Integral de Manzana

Base de Galletas (cookies)

Torta de Zanahoria

Recetas con la pulpa de Soja (Okara)

Queso Untable Vegetal

Queso Rallado de Pulpa Vegetal

Masa de Pizza Fit

Recetas Relacionadas

 

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba