Queso Firme

Te mostramos en esta receta como lograr un rico queso con una textura firme. Tenemos la opción fermentada para concentrar el sabor a queso que queremos lograr. Si no querés hacerlo fermentado te recomendamos agregarle 2 cucharadas de levadura nutricional para acercarnos a ese sabor. La levadura nutricional es un suplemento que también se compra en tiendas dietéticas, suelta o paquetes listos.

queso vegano firme

Lo podemos hacer de frutos secos (almendras, nuez, castaña de cajú), semillas de girasol, maní o hacer una mezcla con lo que tengamos. El más rico: de Anacardos (castaña de cajú). El más económico: de Girasol. Es apto celíaco.

El costo de los frutos secos suele ser elevado, es conveniente comprar a granel a mayoristas, así es más barato y llevando tu propio envase o frasco evitamos los plásticos de un solo uso.

Lo que elijamos tiene que estar hidratado previamente. Los frutos secos de 4 a 5 horas (almendras, anacardos y nueces). De 6 a 8 horas para el girasol. Para el maní 12 horas o más. Hay que lavarlos bien antes de usar. DATO 1: podes poner a hidratar más cantidad y guardarla en el congelador para otro momento, y ya tener este paso resuelto. DATO 2: el agua del remojo te sirve para regar tus plantas. DATO 3: el tiempo de remojo es estimativo para poder aprovechar al máximo los nutrientes, pueden pasar más o menos horas.

En la versión fermentada usamos Kefir, que es una bebida potencialmente probiótica y que se compra lista en dietéticas o la podés hacer en tu casa a partir de los nódulos. Si no tenés podes usar los probióticos  que vienen en cápsulas o líquidos, también se consiguen en dietéticas o farmacias.
Siempre que trabajemos con fermentados, el agua que usamos debe ser filtrada. Esto significa que eliminamos el cloro. Es un proceso muy sencillo, solo debemos hervir el agua previamente y dejar enfriar a temperatura ambiente. OJO: no se debe usar el agua caliente en el proceso de preparación del queso.

Para lograr la textura firme de este queso usamos Agar- agar, se compra en cualquier dietética, en sobres de 10 gramos. Pero, ¿Qué es? Este producto posee un poder gelificante 10 veces mayor al de la gelatina de origen animal y se emplea para ayudar a dar textura a cualquier tipo de alimento, ya sean dulces o salados. Es obtenido de algas rojas principalmente Gellidium sesquipedale y la glacilaria recolectadas del océano Atlántico. Una vez recolectadas las algas, se lavan, se cocina en ollas a presión y se gelifica el jugo obtenido. Posteriormente, se prensa y se deshidrata obteniéndose el producto. Las algas marinas se caracterizan por su alto contenido en proteínas, vitaminas (vitamina E, colina, ácido fólico, vitamina K), minerales (potasio, calcio, magnesio, manganesio, sodio, fósforo, zinc y selenio), fibras, compuestos fenólicos, ácidos grasos de calidad y bajos niveles de lípidos o grasas.

¡Comencemos!

Ingredientes

  • 1 taza de Girasol, Nueces, Almendras, Anacardos o Maní hidratado
  • 2 cucharadas de Aceite de Oliva
  • 3 cucharadas de Agar-Agar
  • 250 mililitros de Agua Filtrada (1 taza)
  • 1 cucharadita de Sal
  • Opcional Versión Fermentada: 2 cucharadas de Kefir o Probiótico.

Preparación

  1. Disolvemos en media taza de agua las 3 cucharaditas de Agar-agar
  2. Ponemos en una licuadora o vaso de mixer la taza de Girasol, Nueces, Almendras, Anacardos o Maní hidratados, con el Aceite de Oliva, la cucharadita de Sal, el Agar-agar disuelto y el resto del Agua Filtrada.
  3. Volcamos en una cacerola a fuego medio. Vamos moviendo para que no se pegue. Cuando comienza a hervir apagamos el fuego.
  4. Podemos comer así, con lo cual te aconsejamos que le agregues dos cucharadas de Levadura Nutricional para obtener mejor sabor. Luego colocamos la preparación en un molde previamente aceitado. Guardamos en heladera.
  5. Si queremos la versión fermentada, le agregamos el Kefir o el Probiótico una vez que este tibio. Si lo ponemos en caliente se muere todo lo que añadimos. Mezclamos y volcamos la preparación en un molde previamente aceitada. Dejamos a temperatura ambiente de 12 a 24 horas dependiendo si hace calor o frio respectivamente, en un lugar que no reciba sol directo. Luego guardamos en heladera.

            ¡A disfrutar!

Recetas Relacionadas

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba