Torta sin harina (apto celíaco)

En esta ocasión te traemos una receta comodín para tus preparaciones dulces, pero con la particularidad de no tener ninguna harina. Ideal para dietas sin gluten, por supuesto, es apto celíaco. A la mezcla la vas a poder saborizar como prefieras, abajo te dejamos ideas, también podés agregarle nueces, maní, almendras, pasas, chips de chocolate, etc. Como bizcochuelo solo o con algún relleno, crema de anacardos (o cualquier otro fruto seco, almendras, nuez),  pasta de maní con pasas de uva, dulce de leche vegano o crema de avellanas tipo nutella, por ejemplo.

Vamos a usar el grano seco de Garbanzos en la preparación. Estos se pueden comprar sueltos a granel en las tiendas dietéticas o empaquetados en los almacenes y supermercados. La versión del garbanzo en lata no te va a servir.  Al grano seco hay que hidratarlo previamente, lo dejamos la noche anterior, 12 horas o más.

También vamos a usar Quinoa, que es un grano o pseudocereal, muy nutritivo y bajo en calorías. Hay de 3 tipos: la quinoa blanca, la quinoa roja y la quinoa negra. Tienen propiedades muy similares, podés usar cualquiera de ellas para la preparación, solo para tener en cuenta, la negra tarda un poco mas en cocinarse. La Quinoa contiene un compuesto llamado saponina, que da un sabor amargo e incluso puede ser tóxica. Para eliminarlo debemos lavarla: ponemos dentro de un colador fino y bajo el grifo del agua frotamos suavemente hasta que no haga mas espuma. Vamos a obviar este paso cuando la quinoa esté envasada y aclarado en su paquete que viene lavada. Luego, hay que hidratarla por 6 horas o mas.

DATO 1: podes poner a hidratar más cantidad de garbanzo y de quinoa y guardar en el congelador para otro momento, y ya tener este paso resuelto. DATO 2: el agua del remojo te sirve para regar tus plantas. DATO 3: el tiempo de remojo es estimativo para poder aprovechar al máximo los nutrientes, pueden pasar más o menos horas. DATO 4: siempre es conveniente comprar a granel, es más barato y llevando tu propio envase o frasco evitamos los plásticos de un solo uso.

¡Comencemos!

Ingredientes

  • 2 tazas de Garbanzos crudos remojados
  • 1 taza de Quínoa cruda remojada
  • ½ taza de Aceite Neutro (maíz o girasol)
  • 1 taza de Agua
  • ½ taza de Azúcar
  • 1 cucharada de Bicarbonato de Sodio
  • 1 cucharada de Polvo de Hornear
  • 2 cucharadas de Vinagre o Jugo de Limón
  • Sabor a elección: Esencia de Vainilla, Ralladura de Limón o Naranja, Cacao Amargo, Romero, Anís, Canela, etc.

Preparación

  1. Ponemos el horno a precalentar
  2. Colocamos los ingredientes en una licuadora preferentemente. Si tenemos mixer o procesadora también sirve. Ponemos los Garbanzos, la Quinoa, el Agua, el Aceite (nosotros usamos de Girasol), el Azúcar (nosotros usamos Mascabo), una cucharada panzona de Bicarbonato de Sodio y otra igual de Polvo de Hornear.
  3. El sabor es a elección, en este caso nosotros usamos Ralladura de una Naranja, con una hojitas frescas de Romero y una cucharadita de Esencia de Vainilla. Si te gustan los postres bien dulces, también podes agregarle 1/4 taza mas de azúcar, según el paladar.
  4. Precalentamos brevemente una fuente de torta aceitada y enharinada con harina de maíz (polenta) para que no se pegue.
  5. Añadimos las cucharadas de Vinagre o Jugo de Limón y mezclamos.
  6. Volcamos la mezcla en la fuente, a fuego medio por 30 minutos.

      ¡A disfrutar!

Recetas Relacionadas

0/5 (0 Reviews)
Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba